La magia del loop

Newsletter #3 Viernes, 25 de septiembre

Aquí está el tercer Mind Tricks. Hoy encontrarás, entre otras cosas, una de las razones del éxito de Tik Tok, una reflexión sobre los derechos de imagen en la era de Instagram y la última polémica de Twitter y sus algoritmos.

Mil gracias a todos los que leéis y recomendáis esta newsletter.

Como ya sabes:

Espero que te resulte interesante.

Quédate con lo que te guste y no pierdas el tiempo con el resto.

Cualquier sugerencia es bienvenida.

La magia del loop

Antes de hablar de loops, un poco de contexto. Termina 2013 y Youtube ha tenido un año espectacular. Su plataforma se sigue consolidando como la referencia del vídeo en Internet y su comunidad no para de crecer. No sólo eso, sino que muchas de las referencias culturales y memes más populares de la juventud (como Harlem Shake o What Does the Fox Say) han explotado en su plataforma.

Mientras tanto una nueva aplicación de vídeo cumple su primer año de vida. Vine nace a principios de 2013 para cubrir una necesidad mal resuelta por el mercado: los vídeos cortos. Youtube tiene como objetivo que los usuarios pasen cada vez más horas en su plataforma (a más tiempo, más anuncios, mas beneficios) por lo que incentiva con mayores ingresos a los creadores que suben vídeos más largos. Como consecuencia de ello la duración media del vídeo en Youtube crece de manera constante y el vídeo corto se va quedando sin un espacio en el que vivir. Vine iba a ser su nuevo hogar.

El objetivo original de los creadores de Vine era que los usuarios compartieran pequeños momentos de su vida diaria y por eso impusieron desde el principio una duración máxima de 7 segundos al contenido. Esta barrera que aparentaba ser una limitación enorme, supuso en realidad un estallido de creatividad. Un estallido que pilló por sorpresa a sus propios creadores.

“Fue sorprendente. Nuestra versión beta tenía algo así como 10 o 15 personas, e incluso con ese pequeño grupo comenzamos a ver la experimentación desde el principio. Inmediatamente entendimos que Vine iba a girar en torno a la creatividad." Dom Hofmann, cofundador de Vine.

Los usuarios interiorizaron muy rápido que si solamente dispones de 7 segundos de vídeo, vas a intentar con todas tus fuerzas que sean los mejores del mundo. De ahí que cientos de memes y creadores de contenido nacieran en una plataforma que apenas alcanzó los 4 años de vida. Como en tantos otros casos, las barreras y dificultades potencian las soluciones más imaginativas.

Pero hoy no hablaré de limitaciones, sino de otra de las características aparentemente intrascendentes que Vine introdujo: el loop. Al obligar a los usuarios a limitar el contenido a solo 7 segundos, muchos creadores concentraban una gran cantidad de acción en cada vídeo. Esto incentivaba al espectador a verlo varias veces para captarlo todo y con la intención de reducir la fricción (pulsar un botón cada vez que quiero verlo de nuevo), los creadores de Vine implementaron por defecto que el vídeo se reprodujese en bucle.

Siete años después de que Vine introdujese el loop como estándar de visualización, un nuevo servicio de vídeos cortos cabalga hacia el estrellato de las redes sociales con esta característica como bandera: Tik Tok.

La aplicación china recogió el testigo de Vine y supo apreciar todo el potencial del loop, no solo como una muestra de buen diseño de producto sino como un principio fundamental del consumo de contenido de las nuevas generaciones. ¿En qué se consiste esta nueva forma de ver vídeo? Básicamente se sustenta en dos pilares:

1) Compartir. La gente joven tiene un gran inclinación a compartir sus aficiones, opiniones y gustos desde siempre. En el proceso de definir quienes somos ante los demás, empezamos por hacerlo a través de lo que leemos, escuchamos y vemos. La novedad es que si bien la llegada del smartphone ya supuso barra libre para compartir imágenes, la progresiva mejora de la red móvil que se ha producido durante esta década ha permitido que cada vez sea más fácil compartir vídeos.

Simultáneamente, una de los consecuencias de la democratización de las redes sociales es la enorme avalancha de contenido a la que tenemos acceso. Ante tanta cantidad de vídeo encontrar algo divertido y novedoso es difícil, por lo que conseguirlo es todo un logro digno de ser compartido. Ambas realidades confluyen en Tik Tok, donde el flujo de contenido es infinito, sus usuarios lo utilizan principalmente para expresarse y su aplicación permite compartir cualquier vídeo por múltiples vías.

El loop es una herramienta clave para potenciar este consumo compartido. Por un lado, la repetición constante de un vídeo permite que sea tan sencillo como dejarle el móvil a otra persona en la misma habitación para que pueda ver lo que estás viendo sin pulsar ningún botón. Por otro, en el momento en el que la aplicación detecta que has visto más de 3 veces seguidas un vídeo en bucle (un buen indicativo de que te gusta) el botón de compartir cambia de color y parpadea: una señal que te recuerda que quizá quieras enviárselo a alguien.

Este diseño es una muestra de como Tik Tok está pensado para ser compartido. Para el usuario, encontrar y enviar un vídeo que le gusta es similar a tener un pequeño detalle con un amigo. El loop te da tiempo a pensar a quién de tus conocidos le gustará más o le hará más gracia.

2) Multitarea. La proliferación de las pantallas en los hogares y el ansia adolescente por buscar nuevos estímulos constantemente es la combinación perfecta para la multitarea. Un chico/a tumbado en el sofá viendo una serie en Netflix en una tablet, con la televisión puesta de fondo con otro programa mientras con su móvil salta de WhatsApp, a Instagram y después a Tik Tok es el pan de cada día.

El loop de Tik Tok es la solución ideal para un mundo lleno de distracciones: nunca te pierdes nada porque el vídeo vuelve a empezar al cabo de unos pocos segundos sin que tengas que hacer nada. Es la red social de vídeo perfecta para el consumo de contenido multipantalla.

Esta es la magia del loop y uno de los motivos por los que Tik Tok se ha convertido en una red social que puede mirar a los ojos al imperio de Facebook y por lo menos, infundirle cierto respeto. El otro gran motivo de su éxito es su espectacular algoritmo de recomendación de contenido. Pero ese tema tendrá que esperar a un futuro Mind Tricks.


1) El control de tu imagen en la era de las redes sociales

Uno de los artículos más interesantes que he leído esta semana es, sin duda, este ensayo de la famosa modelo Emily Ratajkowski. En él cuenta su infructuosa lucha para intentar detener a un fotógrafo que está explotando comercialmente unas fotografías hechas al comienzo de su carrera. Es un relato crudo pero absorbente que expone lo que significa ser una persona pública en la era de las redes sociales, perder el control sobre tu imagen y que decenas de personas se aprovechen de ello sin que puedas hacer nada por evitarlo.

“Durante años, mientras construía una carrera, él había mantenido a esa Emily en los cajones de su vieja y chirriante casa, esperando para prostituirla. Fue repulsivo ver lo que había hecho con esta parte de mí que me había robado.”

-
2) ¿Cómo hace dinero Amazon?

Benedict Evans explica en este análisis completo y conciso cómo el gigante de Jeff Bezos genera ingresos. Durante unos años se dijo (con razón) que gran parte de sus beneficios provenían de su división de cloud (AWS) y que el comercio electrónico no era rentable. Evans se encarga de demostrar que esta afirmación ya no es cierta, sobre todo gracias a su negocio en Estados Unidos.

“Amazon no es una sola empresa, son muchas empresas diferentes, en diferentes etapas de madurez y rentabilidad. Algunas de esas empresas están establecidas y son muy rentables y otras son nuevas y se encuentran en una fase inicial de pérdidas.”

-

3) ¿Es el algoritmo que recorta las fotos en Twitter racista?

Durante el fin de semana decenas de usuarios de Twitter subieron a la red social fotos largas con dos personas de diferente color de piel en ellas. Twitter tiene un algoritmo encargado de recortarlas para adaptarlas a la medida de un tuit y en numerosos ejemplos parecía priorizar a las personas de raza blanca sobre las demás.

Las acusaciones de racismo no tardaron en llegar y muchos de los ejemplos se hicieron virales. Diferentes expertos argumentan que la realidad es algo más compleja: el algoritmo tiene en cuenta varios criterios a la hora de recortar la imagen, como la “saliencia”, el brillo del color del fondo o la densidad del color. Aún así Twitter ya se ha disculpado y está revisando el algoritmo ante estos resultados.

“Nuestro equipo llevó a cabo diferentes tests y no encontró evidencia de sesgo racial o de género en los resultados. Pero a partir de estos ejemplos queda claro que tenemos más análisis por hacer.”

-

4) Una radiografía del trol de Internet

Todos hemos visto, conocemos o hemos sido víctimas de un trol en internet. Pero, ¿por qué existen los trols? ¿Qué les lleva a actuar así? ¿Por qué está tan extendido este comportamiento? Y, sobre todo, ¿por qué a veces nosotros nos comportamos de esta manera?

“Como el mal humor, trolear es contagioso. Todo lo que se necesita es el comentario trol de otro usuario y mal humor para crear un entorno en el que nuestro trol interior pueda florecer.”

-

5) Epic Vs Apple, la guerra explicada

Uno de los eventos más interesantes de todo el verano en cuanto al mundo digital se refiere, ha sido el protagonizado por Epic Games (creadores de Fortnite) y Apple. Su guerra, que ha terminado con Fortnite fuera de la Apple Store y con ambas empresas en los juzgados, ha hecho correr ríos de tinta.

En este artículo Ben Thompson intenta arrojar un poco de luz sobre el tema y explica que todo este conflicto se resume en la respuesta a una pregunta: ¿Es Apple un monopolio?

“Hay una broma recurrente en el mundo de la tecnología que dice que los medios de comunicación creen que todas las empresas de tecnología están enormemente sobrevaloradas hasta el día en que esas mismas empresas son un monstruo que está destruyendo otras industrias. En el caso de Apple, su estrategia estaba condenada al fracaso justo hasta el momento en el que comienza a considerarse ilegal (debido a su gran éxito).”


La evolución de la confianza

Las encuestas muestran que en los últimos 40 años cada vez menos personas afirman confiar en los demás. ¿Por qué cada vez hay menos confianza en los otros? Ésta es la pregunta que nos plantea el desarrollador Nicky Case en este pequeño juego / experiencia interactiva.

Por medio de la teoría de juegos, Nicky intenta explicar los diferentes problemas que nos podemos encontrar a la hora de confiar (o desconfiar) en los demás y qué consecuencias tienen nuestras acciones en la sociedad. El juego es de 2017, pero yo lo he descubierto esta semana y me ha parecido genial. Si no lo conoces, pruébalo sin dudarlo.



Si aún no estás suscrito, puedes hacerlo aquí:


Si tienes algún comentario o sugerencia puedes enviar un mail a:

mindtricksmail@gmail.com


Diseño: David Núñez